Uncategorized

La Moda en el baile: ¿Cómo ha cambiado durante las décadas?

Así como la danza ha cambiado a lo largo de su historia, también lo ha hecho la moda de los bailarines. La moda de baile siempre es un equilibrio entre las necesidades de la bailarina, el estilo de la danza, y las clases de baile,  y ha llevado a algunas miradas extrañas y maravillosas.

Ropa de baile fantástica

Aquí hay algunos hitos a través de la historia de la moda de baile.

Ropa de baile en el siglo XIX.

Comencemos en el siglo XIX cuando la danza se generalizó y fue bien conocida. En aquel entonces, los bailarines tenían que usar vestidos con corsé y faldas largas de tutú. Esto fue en parte sobre la danza, pero sobre todo sobre los estándares de modestia de la época, ¡no faldas cortas ni tops de corte bajo en ese entonces!

Un elemento básico del vestuario de la bailarina también se creó en esta época: el leotardo. Fue acreditado como creado por Jules Leotard, que no era un bailarín sino un trapecista. Él creó un traje hecho de jersey de punto que era todo una pieza para ayudarlo durante su actuación.

Ropa de baile a principios del siglo XX.

Siempre ha habido bailarines que van en contra de la tendencia e Isadora Duncan fue una de ellas. El bailarín estadounidense fue el primero que se negó a usar los estilos con corsé que habían llegado desde el siglo XIX y en su lugar usaban túnicas cubiertas y pies descalzos. Su puesto condujo a la relajación de los estándares de la ropa de baile y permite que nazcan las modas de la danza moderna.

En la década de 1920, las modas de la época comenzaron a influir en gran medida en la ropa de baile. A medida que las actitudes se relajaron y la ropa se volvió más elaborada y atrevida, los bailarines comenzaron a usar cosas como leotardos con plumas y lentejuelas.

La década de 1930 vio el inicio de la ropa asociada con otros tipos de música que se usaban para bailar: los clásicos trajes de gala y trajes para hombres eran el ejemplo perfecto. Cuando las películas comenzaron a impactar al mundo, las personas vieron lo que llevaban los bailarines y esto influyó en la moda, mientras que la moda influyó en lo que los bailarines usaron.

Ropa de baile entre los años 40 y 60.

La década de 1940 vio el nacimiento de Broadway y la capacidad de la gente promedio para ver bailes de todo tipo, anteriormente solo experimentados por los ricos. Dancewear siguió imitando las tendencias de la moda en general, y el baile swing se convirtió en un gran éxito, primero en los Estados Unidos y luego en todo el mundo.

En la década de 1950, a las bailarinas finalmente se les permitió ser realmente sexy y glamorosa y se convirtieron en las estrellas más populares de Hollywood. Con piernas largas y elegantes y un estilo increíble, estas mujeres combinaron a la bailarina y el ícono de la película a la perfección.

En la década de 1960, la moda de baile era corta, ajustada y un poco salvaje, con leotardos cortados por la mitad para crear estilos que permitieran una gran flexibilidad y fueran muy sexys.

Ropa de baile de los años 70 en adelante.

Disco fue la gran tendencia en la década de 1970 y esto influyó en la ropa de baile de la época. Ya no era necesario que todo fuera corto y ajustado, con los fondos de campana, los estilos fluidos y las blusas con cuello halter que se abrían paso en el vestuario de la bailarina.

Las estrellas de la música volvieron a tomar la iniciativa en la década de 1980 y se vio el primer resurgimiento de los estilos: el leotardo volvió a su forma original, mientras que los bailes, los calentadores de piernas y otros elementos esenciales de la danza se convirtieron en artículos normales.

En la década de 1990, la ropa de baile era muy personalizada, ya que cada bailarina deseaba tener su propia apariencia y estilo únicos. Los estilos ajustados de la década de 1960 fueron una vez más populares con las faldas cortas, mientras que otros preferían los estilos ajustados que se hacían posibles con los materiales modernos.

La ropa de baile de hoy se ve

Estos cambios significan que la moda de baile ha tenido muchas caras durante décadas. Hoy en día, los bailarines pueden optar por estilos tradicionales, estilos modernos o un ambiente retro de cualquier década. El leotardo ha recorrido un largo camino y ha llevado al traje y el mono, que usan tanto los no bailarines como los bailarines. ¿Y quién sabe qué estilos son los siguientes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *